Según los recientes estudios, se estima que en el año 2045 cerca de un 25% de la población mundial sufrirá de obesidad. Aunque España históricamente ha sido un país que tiene como base nutricional la dieta mediterránea, las nuevas generaciones la están abandonando, y dejando de consumir importantes alimentos en pos de una nutrición de mala calidad, abusando de comida rápida, exceso de azúcar y grasa.

Uno de los elementos fundamentales en la dieta mediterránea son las legumbres. ¿Conoces los beneficios que trae su consumo regular?

Según FESNAD el consumo de legumbres ha disminuido en un 60% en las últimas décadas. Los dietistas-nutricionistas estamos abogando cada vez más por su consumo, gracias a sus propiedades nutricionales y beneficiosos efectos sobre la salud.

Siempre hemos escuchado y de todos es sabido que la dieta mediterránea es reconocida en el mundo entero por sus beneficios sobre la salud, ¿por qué entonces obviar un alimento tan importante en esta dieta como lo son las legumbres? ¿por su elaboración?, cada vez más las industrias alimentarias han ido desarrollando estrategias sobre sus materias primas, para facilitar su consumo y de una manera sencilla y saludable. En el caso de las legumbres cada vez son más las marcas que ofrecen estos productos cocidos, lo que facilita su preparación y consumo.

Conoce las legumbres en profundidad

No es fundamental que las legumbres sean de cultivo ecológico. Esto es un valor añadido del que ojalá pudiéramos disfrutar, pero lo importante es consumirlas, aunque no sean ecológicas.

Podemos recurrir al consumo de legumbres que nos encontramos en los supermercados de manera cocida ya previamente, lo que nos facilita la elaboración previa. En este caso, es recomendable lavarlas antes de consumir. Estas legumbres se pueden utilizar tanto para guisos como para ensaladas. Hay multitud de recetas disponibles con las mismas, ¿por qué no las pruebas?

Las legumbres son fuente de proteína vegetal y por tanto base de la dieta vegana y vegetariana, por tanto, y por la presencia de aminoácidos que tienen, si los combinamos con un cereal, conseguimos una proteína de alto valor biológico.

Las legumbres presentan bajo contenido en grasas y las grasas que tienen corresponden a ácidos grasos insaturados (los buenos omega 6 y 9).

Tienen alta cantidad de fibra y baja cantidad de hidratos de carbono de alto índice glucémico.

Los beneficios de las legumbres son innumerables, además de todo lo anterior, existen estudios que relacionan la calidad del semen en el hombre con el consumo de una dieta mediterránea, y por ende de legumbres en la misma.

La recomendación nutricional por supuesto varía en función de la persona, sus necesidades y sus características fisio-patológicas, pero es importante saber que al menos deberíamos consumir 2 raciones de legumbres a la semana como parte de nuestra dieta.

Consulta con tu nutricionista sobre tu consumo de legumbres. Pide cita al 91 740 1690.

Teresa Hernández García · Nutrición · Instituto de Medicina EGR