Tras una intervención de pecho, pueden quedar pequeñas cicatrices alrededor de la areola. En el Instituto de Medicina EGR, podemos ayudarte a disimularlas a través de la micropigmentación. Cuando realizamos una micropigmentación de una cicatriz periareolar tenemos que tener en cuenta que se va a camuflar la cicatriz, es decir, la cicatriz estará ahí, pero camuflada.

Esa cicatriz que se va a camuflar, por muy fina que sea, al pigmentarla va a incrementar el perímetro de la areola, aunque sea unos milímetros, y esto deberá de tenerse en cuenta, sobre todo en el caso de areolas de gran tamaño. El camuflaje de la cicatriz nunca hará una areola más pequeña.

Para conseguir disimular al máximo la cicatriz, el color que utilicemos será lo más parecido a la areola sana, pigmentando la cicatriz con este color e intentando igualarla lo más posible al resto de la areola.

Se realizarán siempre dos sesiones, siendo en la segunda sesión donde se realicen retoques y efectos 3D, si fuesen necesarios.

Los cuidados posteriores de la micropigmentación serán fundamentales para evitar posibles  infecciones o heridas por rozamiento, lo cual haría que los resultados no fuesen los esperados.

 

Carmen García Retorta
Micropigmentación Paramédica y Borrado de Tatuajes
Instituto de Medicina EGR