El melanoma es un cáncer cutáneo que puede aparecer en la piel o sobre nevus (lunares) ya existentes. Condicionado por factores ambientales (disminución de la capa de ozono) y factores individuales (tipo de piel, hábito de tomar el sol), se ha comprobado un aumento muy importante de su incidencia en las últimas décadas.

Dado que el melanoma es el cáncer cutáneo más agresivo, la prevención y su detección precoz, es fundamental, ya que la extirpación de melanomas en su fase más inicial es determinante en el buen pronóstico de los pacientes diagnosticados de este tumor.

La dermatoscopia digital es una técnica no invasiva que permite analizar estructuras que no son visibles a la exploración física habitual. Para ello se utiliza una lente de aumento y un sistema de iluminación que hace traslúcida la capa córnea de la epidermis. La dermatoscopia digital analiza y almacena (en formato digital) una imagen detallada de los lunares, generando un verdadero mapa de nuestra piel.

En el Instituto de Medicina EGR, realizamos esta prueba. No requiere preparación previa, es indolora y se hace en consulta. La duración aproximada es de una hora.

La precisión en el diagnóstico del melanoma si se utilizan solo criterios clínicos es del 60%, con la dermatoscopia digital la sensibilidad y la especificidad en el diagnóstico del melanoma se incrementan hasta un 83% y un 86% respectivamente, lo que supone un diagnóstico mucho más certero, favoreciendo al tratamiento.

Los pacientes con antecedentes personales o familiares de melanoma y con el síndrome del nevus con atipia tienen un riesgo aumentado de desarrollar melanomas. Estos pacientes deben tener un seguimiento mediante dermatoscopia digital (DDG). La DDG permite generar y manipular mapas corporales e imágenes dermatoscópicas mediante un formato digital. La dermatoscopia digital facilita reconocer las lesiones melanocíticas nuevas que aparecen en el seguimiento, así como los cambios en las imágenes dermatoscópicas ya registradas. Esta sencilla prueba realizada en consulta, permite a nuestros dermatólogos obtener un mapa de los lunares de un paciente, y a través de un seguimiento periódico, observar si aparecen nuevos o si los existentes sufren alteraciones que puedan indicar alguna patología.

Estas imágenes quedan archivadas y nos permite realizar un seguimiento muy detallado de los lunares en cada revisión. En las manos expertas de nuestros dermatólogos, la dermatoscopia digital es sinónimo de prevención y diagnóstico precoz del melanoma, el cáncer de piel más agresivo.

Multitud de estudios clínicos demuestran que revisiones periódicas de nuestras manchas en la piel, empleando la dermatoscopia digital, son el mejor método para detectar de forma muy precoz lunares cancerígenos.

Si se detectan este tipo de lunares, una simple cirugía de pocos minutos con anestesia local evitará la aparición del melanoma maligno. La eliminación de las manchas en la piel con técnicas de medicina estética sin la valoración previa de un dermatólogo experto en el manejo del dermatoscopio puede provocar la evolución de los lunares cancerígenos a melanoma maligno. La cirugía en estos casos puede llegar demasiado tarde para la prevención del melanoma. Es importante realizar técnicas de medicina estética como láser o dermoabrasión cuando un dermatólogo experto ha valorado previamente la lesión pigmentada.

Instituto de Medicina EGR. Dermatoscopia digital de última generación

En el Instituto de Medicina EGR tenemos el privilegio de estar trabajando con el sistema más moderno de dermatoscopia digital. La ventaja sobre los modelos previos es la calidad de las imágenes que ofrece, además de otros detalles de almacenamiento y comparativa de lunares. Para los dermatólogos esta calidad de imagen es fundamental, ya que nos permite detectar mínimos detalles en los lunares que pueden suponer evitar un futuro cáncer de piel o realizar el diagnóstico precoz del melanoma, con el consiguiente buen pronóstico.

Con nuestros nuevos equipos de dermatoscopia digital podemos distinguir una serie de estructuras imposibles de ver con otros equipos.

No debemos olvidar que el cáncer de piel es el más frecuente en los seres humanos. El melanoma es el más preocupante porque se trata del cáncer de piel de peor pronóstico y de uno de los cánceres más agresivos que existen por su alta capacidad de producir metástasis a otros órganos del cuerpo.

¿Para quién está indicada la dermatoscopia digital?

La dermatoscopia digital se recomienda en el control y seguimiento de los lunares (nevus) de pacientes:

  • Con antecedentes familiares y/o personales de melanoma
  • Con antecedentes familiares yo personales de cáncer cutáneo o de otros cánceres genéticamente relacionados con el melanoma (cómo el cáncer de páncreas o el cáncer neurológico)
  • Pacientes sin antecedentes de cáncer cutáneo, pero con más de 50 nevus en los que el control clínico no es posible.

En todos los casos se recomienda repetir la prueba una vez al año.

Si tienes los antecedentes mencionados o tienes una piel con muchos lunares, te recomendamos acudir a tu dermatólogo y realizar una dermatoscopia digital. Pide cita al 917401690.

Dr. J. Gregorio Álvarez Fernández · Dermatología· Instituto de Medicina EGR