Cuidados Piel

Ya se empieza a notar la llegada del verano. Estos días hace mucho calor y seguro que ya te apetece tomar los primeros rayos de sol para lucir bronceado. Es el momento de concienciarse ya que han sido muchos meses sin exponerse al sol y una mala preparación puede ocasionar daños irreparables en la piel. El calor lleva a una deshidratación más rápida de la epidermis y la sudoración hace que aumente la humedad, volviéndola más propensa a coger infecciones. Es por esto, que de cara al verano los Cuidados de la Piel deben de ser mayores.

En el siguiente post os vamos a dar unas indicaciones para que tu piel esté lista para la exposición solar y consigas un bronceado natural y saludable.

Una buena alimentación. La fruta y la verdura son primordiales en la dieta diaria, pero en estos meses es aconsejable tomar alimentos como la sandía, el tomate, zanahorias o la naranja. Son ricos en licopeno, betacaroteno y Vitamina C. También alimentos ricos en vitaminas antioxidantes ya que previenen la degeneración celular.

Piel cuidada y limpia.  Nuestra rutina de belleza diaria debe hacerse con productos suaves que no alteren el manto ácido de la piel, que no la irriten, pero que si ayuden a eliminar la grasa y suciedad acumuladas.

Exfoliación. La eliminación de impurezas y células muertas es fundamental para regenerar la epidermis y conseguir un bronceado más homogéneo.

Hidratación. Hidratar, hidratar, hidratar…En esto está la clave. Tanto por fuera como por dentro.

Protección solar. Se recomienda cada vez un mayor factor de protección solar para defender nuestra piel de los rayos ultravioleta. Este debe ser elegido de acuerdo con el tipo de piel. En general, se recomienda usar como mínimo uno con 15 de FPS. Además, deben aplicarse 30 a 45 minutos antes de iniciarse la exposición al sol, ya que son eliminados por el sudor y el agua.

Protección solar. Ya sea en la montaña, en la playa o en la ciudad. Nunca hay que salir de casa sin factor de protección. Este debe ser elegido de acuerdo con el tipo de piel, pero nunca debe ser inferior al 15 de FPS. En cuanto a la aplicación, 30  o 40 minutos antes de la exposición.

Una cosa muy importante es ¡No tomar nunca el sol en las horas centrales del día!

Dormir bien. Al menos 8 horas ya que es el momento en el que las células se regeneran ayudando a mantener una piel cuidada y bonita.

Más información sobre qué son los antioxidantes