Doctor, durante el embarazo me despierto con las manos dormidas. ¿Es normal?

Pues no, no es “normal” pero es muy frecuente.

Los huesos de la muñeca forman un grupo llamado “carpo”. ¿Recuerda lo de carpo, metacarpo y dedos? Bueno, pues los huesos del carpo forman un canal relativamente estrecho, por donde pasan tendones y un nervio: el nervio mediano.

Este canal llamado “canal carpiano” o “túnel carpiano”, ejerce una presión sobre el nervio, una presión que  aumenta con los movimientos de muñeca. Así, las personas que realizan mucho movimiento de muñeca de forma repetitiva, especialmente si hacen fuerza, aumentan la presión sobre el nervio mediano. 

Y el nervio es muy sensible a la presión. ¿Recuerda cuando al cruzar las piernas o mantenerse en cuclillas durante un tiempo prolongado, se notan “hormigueos” en la piel? Los hormigueos desaparecían lentamente cuando volvemos a la posición normal. Pues con el nervio mediano sucede lo mismo. La presión asociada al movimiento, produce hormigueo en la mano, y si se mantiene puede dañar el nervio mediano.

El daño del nervio mediano en la muñeca no solo se produce por el movimiento intenso de la mano: el embarazo y otras muchas causas como el sobrepeso, las enfermedades del tiroides y las enfermedades del propio nervio, también favorecen el daño. 

El resultado es el denominado “síndrome de canal carpiano” o “síndrome de túnel carpiano”. 

¿Cómo de frecuente y de grave es el síndrome del túnel carpiano en el embarazo?

Es muy frecuente. Casi la mitad de las embarazadas notan hormigueos en las manos, y en aproximadamente la quinta parte, se detecta la presencia de un síndrome de túnel carpiano con estudios de conducción del nervio.  Habitualmente no es muy grave, y ello por dos motivos, por un lado los síntomas no llegan a ser muy molestos, y por otro tiende a desaparecer tras el parto.

El ginecólogo identifica el cuadro por los síntomas y por la exploración, y si no es muy molesto o no sospecha que pueda deberse a otras causas, tranquiliza a la paciente. Si cabe la posibilidad de un daño importante, o sospecha otras enfermedades, puede indicar un estudio de conducción del nervio. Este estudio se llama genéricamente electromiograma, y no presenta riesgo especial durante el embarazo.

¿Podemos hacer algo para evitarlo?

Lo más fácil es evitar actividades que requieran movimiento repetitivo o con fuerza de la muñeca, pero también es conveniente mantener la muñeca en posición neutra (ni flexionada ni extendida), especialmente durante la noche. Para ello se puede indicar una pieza de plástico rígido sujeta con unas tiras de velcro. A ese dispositivo se le llama férula. Si esto no es suficiente, el médico puede indicar otras medidas.

En resumen

1. Los hormigueos en manos que aparecen durante el embarazo, suelen ser un síntoma del denominado “síndrome del túnel carpiano”, una afectación del nervio mediano en la muñeca.

2. Habitualmente, se trata de un cuadro limitado en el tiempo, que desaparece o se atenúa progresivamente tras el parto.

3. Algunas medidas fáciles como evitar movimientos repetitivos de la muñeca, o utilizar una férula pueden mejorar los síntomas.

4. Se puede establecer un diagnóstico definitivo de su existencia y su gravedad mediante electromiografía aunque si los síntomas son leves, no es necesario.

5. Habitualmente mejora mucho tras el parto pero si no lo hace, conviene que se realice un estudio de su intensidad y de otras causas que pudieran producir síntomas similares.

Si sientes hormigueo en las manos, ¡consúltanos!

 

Dr. Jesús Oliván Palacios · Neurofisiología Clínica · Instituto de Medicina EGR