El cáncer puede causar diversos cambios en la identidad, roles y funcionamiento diario de una familia. Estudios demuestran que quienes están al lado de una persona que tiene cáncer, sufren un estrés similar al que le afecta al paciente. Quienes cuidan del enfermo pueden manifestar las siguientes preocupaciones: miedo a perder al ser querido, e inquietud en como gestionar los nuevos cambios en el día a día. Sabemos que tanto los familiares como el propio paciente, sufren de alteraciones psicológicas y desequilibrio del estado del humor como resultado de la impactante e inesperada noticia.

El impacto de la noticia del cáncer, puede crear diversos cambios psicológicos y puede manifestarse como estrés, depresión, tristeza, culpa, rabia, enfado, trastornos alimenticios, alta ansiedad, y miedos, entre otros además de cambios estructurales en toda la familia. Por consiguiente, es importante conocer y vigilar el estado emocional de los familiares porque ellos serán quienes generen un contexto adecuado en el entorno. Por esto es muy importante que reciban apoyo psicológico, al igual que el propio paciente, para poder gestionar adecuadamente la situación desde la forma mas equilibrada y posible para ellos y para quien está padeciendo la enfermedad.

Los problemas psicosociales en la familia de la persona con cáncer, están relacionados con el aumento de la responsabilidad del cuidado hacia el enfermo y del miedo anticipado de la perdida de la persona querida. De aquí la gran importancia de contar con un soporte de un profesional de la salud mental que acompañe al paciente y a sus familiares mas cercanos.

Existen estudios que demuestran el efecto positivo de las sesiones psicológicas en este entorno. El psicólogo ayuda a los familiares a gestionar de una forma sana el impacto de la noticia, así como en el desarrollo de todo el tratamiento. Así mismo, para la persona que está con cáncer, es importante sentirse escuchado por una persona que no esté emocionalmente involucrada (como lo estará su familia), a la que poder transmitir con total libertad todo tipo de emociones, sensaciones y pensamientos que le vayan surgiendo. El profesional dotará de herramientas como el mindfulness, la relajación profunda, hipnosis clínica y otras, para ayudar de una forma positiva al paciente durante su proceso, generando cambios emocionales altamente positivos y necesarios así como, cambios orgánicos.

Carolina Díez Jorge · Psicologa Especializada en Mindfulness, Relajación e Hipnosis Clínica · Instituto de Medicina EGR